martes, 23 de septiembre de 2014

Diseños Varios













jueves, 10 de julio de 2014

El error que las personas inteligentes cometen: Estar en Movimiento vs. Tomar Acción


Hay un error común que a menudo las personas inteligentes cometen- en muchos casos, sin siquiera darse cuenta.
El error radica en la diferencia que hay entre estar en movimiento y tomar acción. Suenan similar, pero no son lo mismo.

Este es el tema...

Movimiento vs Acción

El movimiento es cuando estás ocupado haciendo algo, pero esa tarea nunca producirá un resultado por sí mismo. La acción, por su parte, es el tipo de comportamiento conllevará a un resultado.

Estos son algunos ejemplos ...

  • Si hago una lista de 20 ideas de artículos que quiero escribir, eso es movimiento. Sin embargo, si escribo y publico un artículo, eso es acción.
  • Si busco dietas saludables y leo un par de libros sobre alimentación sana, eso es estar en movimiento. Si yo comienzo a alimentarme sanamente, eso es acción.
  • Si voy al gimnasio y consulto con un entrenador personal, eso es movimiento. Si me pongo bajo de la barra y empiezo hacer sentadillas, eso es acción.
  • Si estudio para un examen o me preparo para un proyecto de investigación, eso es movimiento. Si tomo el examen o escribo un trabajo de investigación, eso es acción.
A veces el movimiento es bueno porque te permite preparar y elaborar estrategias y aprender. Pero el movimiento nunca -por sí mismo - lleva al resultado que estas buscando obtener.

No importa cuántas veces vayas a hablar con el entrenador personal, estar en movimiento nunca va a ponerte en forma. Sólo la acción de hacer ejercicio te dará el resultado que estas buscando lograr.

¿Por qué la gente inteligente se encuentra en movimiento, si el movimiento no conduce a resultados? ¿por qué lo hacemos?

A veces lo hacemos porque realmente lo necesitamos, para planificar o conocer más acerca de algo que queremos hacer. Pero es más frecuente estar en movimiento porque eso nos hace sentir que estamos haciendo progresos, sin correr el riesgo de fracasar. Muchos de nosotros somos expertos en evitar las críticas. Tenemos miedo a fallar o ser juzgados, por lo que tendemos a evitar situaciones que nos expongan.
Y esa es la mayor razón por la cual nos pasamos la vida en movimiento, en lugar de tomar acción: queremos retrasar el fracaso.

Sí, me gustaría ponerme en forma. Pero, no quiero parecer un tonto en el gimnasio, así que mejor voy a hablar con el entrenador acerca de sus precios.

Sí, me gustaría bajar de peso. Pero, no quiero ser el raro que come saludable en el almuerzo. Así que tal vez debería hacer un plan de alimentación saludable para cuando llegue a casa.

Es muy fácil hacer estas cosas y convencerse de que nos estamos moviendo en la dirección correcta.

“En estos momentos estoy conversando con 4 potenciales clientes. Eso es bueno. Nos estamos moviendo en la dirección correcta".

"Me inspiré algunas ideas para el libro que quiero escribir. Ese tema está tomando forma".

El movimiento nos hace sentir como si estuviéramos haciendo cosas. Pero, en realidad, sólo nos estamos preparando para hacer algo. Cuando esa preparación se convierte en una forma de retrasar las acciones, hay algo que debemos cambiar.

Ideas para la tomar acción

Estoy seguro de que hay muchas estrategias para adoptar medidas, pero estas dos son las que me han funcionado.

1. Establezca un horario para sus acciones.

Todos los lunes y los jueves, escribo un nuevo artículo y lo publico al mundo. Eso es algo que sólo lo ocurre en esos días. Está en mi agenda. Me encantan los lunes y los jueves, porque sé que siempre voy a producir algo en esos días. Voy a buscar un resultado. Esa es una buena sensación.

Levanto pesas los lunes, miércoles y viernes. Eso está agendado todas las semanas. No estoy planeando hacer ejercicios. No estoy investigando programas de entrenamiento. Simplemente estoy haciendo ejercicio. Acción, no movimiento.

Para las metas en curso y los cambios de estilo de vida, creo que este es el mejor enfoque. Establece un horario para tus acciones y respetalo.

2. Escoge una fecha para pasar de movimiento a la acción.

Para algunos de los objetivos, establecer un programa diario o semanal no funciona.
Esto se aplica a acciones que van a suceder solo una vez: por ejemplo el lanzamiento de un libro, o un nuevo producto, un examen importante, etc.

Estas cosas requieren planificación (movimiento). Y también requieren de acciones para su realización. Por ejemplo, puede establecer un horario semanal para escribir un capítulo del libro. Pero para el lanzamiento de dicho libro, podrías pasar semanas o meses planeando diferentes lugares, ubicaciones, etc.

En situaciones como ésta, me parece que lo mejor es simplemente elegir una fecha. Pone algo en el calendario. Hacelo público. En esta fecha “tal cosa” sucederá.

Para grandes proyectos o metas de una sola vez, creo que lo mejor es enforcarse. Obligate a salir del movimiento y entrar en acción mediante fechas límites.

Elegí la Acción

Nunca confundas el movimiento con el éxito.
-John Wooden

El movimiento en sí nunca dará resultados. La acción lo hará.

Cuando estás en movimiento, estas planeando y armando estrategias y aprendiendo. Esas son cosas buenas, pero no producen un resultado.

¿Vas a hacer algo? ¿O simplemente estás preparando para hacerlo?

¿Estás en movimiento, en acción?


Nota: Créditos para Steve Blank por haber escrito originalmente acerca de movimiento y acción.

Traducción propia del artículo original "The Mistake Smart People Make: Being In Motion vs. Taking Action" de James Clear. Mis disculpas por los errores que puedan encontrar, es mi primera traducción.